BUÑUEL EN MÉXICO

Exposición fotográfica y retrospectiva,

a cargo de Filmoteca Española y Cineteca Nacional de México,

en la Sala Leopoldo Lugones del Teatro San Martín

(Av. Corrientes 1530, Capital Federal).

El Complejo Teatral de Buenos Aires y la Fundación Cinemateca Argentina, con el auspicio y la colaboración de la Embajada de México y de la Embajada de España, presentan la retrospectiva Buñuel en México, del sábado 30 de mayo al viernes 11 de junio, en la Sala Leopoldo Lugones del Teatro San Martín. El ciclo estará integrado por trece largometrajes rodados por el genial cineasta español durante su largo exilio en México. Se verán copias en 35mm. enviadas especialmente a Argentina por la Cineteca Nacional de México y la Filmoteca Española, en el marco del Congreso anual de la Federación Internacional de Archivos del Films (Fiaf).

Simultáneamente, en el primer piso del Hall Central del Teatro San Martín, se expondrán -por primera vez en América del Sur- 86 fotografías tomadas por el propio Buñuel en México, mismas que documentan su riguroso trabajo de búsqueda de escenarios y de ángulos de cámara para la puesta en escena de sus films. Esta exposición, denominada México fotografiado por Luis Buñuel, ha sido curada por Elena Cervera, responsable de la colección Museo del Cine de la Filmoteca Española, que llegará especialmente al país para inaugurar la muestra. "Contrariamente a la imagen de rodaje descuidado que tenemos de Buñuel –señala Cervera— el director preparaba meticulosamente sus películas: su cine es preciso, no utilizaba material de más ni tiempo extra, y el montaje se limitaba prácticamente a unir el material rodado, puesto que había muy poco para elegir. De esta forma, las fotografías muestran la minuciosidad con la que hacía sus localizaciones". Las fotografías se exhibirán junto al fotograma correspondiente como una manera de poner de manifiesto el estricto control que Buñuel ejercía sobre la imagen.

La agenda completa de la retrospectiva es la siguiente:

Sábado 30 de mayo, a las 19.30 y 22 horas (101’; 35mm.)
Gran casino (México, 1947).
Dirección: Luis Buñuel.
Con Libertad Lamarque, Jorge Negrete.

En el Tampico de principio de siglo, Gerardo Ramírez y Demetrio García, dos prófugos de la cárcel, entran a trabajar para el argentino José Enrique Irigoyen, quien explota pozos petroleros. El petrolero desaparece y su hermana Mercedes llega a Tampico para hacerse cargo del negocio.
"Yo no había estado detrás de una cámara desde Madrid, desde hacía quince años. No obstante, si bien el argumento de la película no tiene ningún interés, creo que la técnica es bastante buena. (…) Pese a las dos grandes figuras, la película solo obtuvo un modesto éxito. Entonces, se me ‘castigó’. Permanecí dos años y medio sin trabajar, hurgándome la nariz y viendo volar las moscas…" (Luis Buñuel).

Domingo 31 de mayo, a las 17, 19.30 y 22 horas (80’; 35mm.)
Los olvidados (México, 1950).
Dirección: Luis Buñuel.
Con Alfonso Mejía, Roberto Cobo, Estela Inda.

En el D.F. de los años 50, El Jaibo, un adolescente de los barrios bajos, vive una existencia marcada por la miseria y la falta de perspectivas. Junto a otros muchachos vive de pequeños asaltos hasta que un crimen cambia para siempre su vida.

"Estrenada bastante lamentablemente en México, la película permaneció cuatro días en cartel y suscitó en el acto violentas reacciones. (…) Toda cambió después del festival de Cannes en el que el poeta Octavio Paz – hombre del que Breton me habló por primera vez y a quien admiro desde hace mucho tiempo – distribuía personalmente en la puerta de la sala un artículo que había escrito, el mejor, sin duda, que he leído, un artículo bellísimo. La película conoció un gran éxito, obtuvo críticas maravillosas y recibió el Premio de Dirección…" (L.B.).

Lunes 1 de junio, a las 17, 19.30 y 22 horas (96’; 35mm.)
Susana: carne y demonio (México, 1951).
Dirección: Luis Buñuel.
Con Fernando Soler, Rosita Quintana.

Susana escapa del reformatorio donde ha estado encerrada por quince años y llega a la hacienda de don Guadalupe. Allí es recibida como un miembro más de la familia por doña Carmen, su hijo Alberto, la sirvienta Felisa y el caporal Jesús. Repuesta de sus heridas, la paz de esta familia católica se verá amenazada por la joven, que introduce la tentación en su seno. Sus coqueteos y falsa inocencia encenderán la pasión de los varones de la hacienda, sembrando la discordia entre ellos y llevándolos a cometer locuras con tal de obtener sus caricias.

"Me pareció que debía hacer el argumento menos simple e introduje ideas visuales como esa de la araña o como la de la sustitución del objeto erótico por otro. En una escena, Fernando Soler, que acaba de ser excitado por Susana, ve llegar a su esposa y es a ésta a quien besa apasionadamente, pero pensando en Susana. Recuerdo ciertas reuniones surrealistas; en una de ellas hacíamos una encuesta sobre erotismo. Yo pregunté si a veces se sustituía mentalmente el objeto erótico por otros (…). En una reunión de amigos, casi todos respondieron que sí, que en el acto de amor habían cambiado imaginariamente a su mujer por otra" (L.B.)

Martes 2 de junio, a las 17, 19.30 y 22 horas (85’; 35mm.)
Subida al cielo (México; 1952).
Dirección: Luis Buñuel.
Con Lilia Prado, Esteban Márquez.

En un poblado costeño, el joven Oliverio debe interrumpir su viaje de bodas porque su madre, doña Ester, está moribunda. La madre pide a Oliverio que vaya a Petatlán a buscar al licenciado Figueroa, para que redacte su testamento. Oliverio emprende el viaje en un destartalado autobús, conducido por el chófer Silvestre. En el trayecto, el joven tendrá que sortear toda suerte de imprevistos y el asedio de Raquel, una mujer sensual y coqueta empeñada en hacer el amor con Oliverio.

"Guardo bastante buen recuerdo de Subida al cielo (…). Rodaje rápido, maqueta bastante lamentable del autobús que se ve avanzar bamboleándose por la falda de la montaña, y también los imprevistos de los rodajes mexicanos: el plan de trabajo preveía tres noches para rodar una larga escena (…). En el último instante, se me anunció que, por razones sindicales, las tres noches de rodaje quedaban reducidas a dos horas. Hubo que reorganizar todo en un solo plano, suprimir la proyección prevista, actuar a toda prisa. En México me he visto obligado a adquirir una gran rapidez de ejecución…, que a veces lamento más tarde" (L.B.).

Miércoles 3 de junio, a las 17, 19.30 y 22 (83’; 35mm.).
El bruto (México, 1953).
Dirección: Luis Buñuel.
Con Pedro Armendáriz, Katy Jurado.

El dueño de una vivienda decide poner en la calle a sus inquilinos para vender los terrenos. Ante la negativa de éstos a desalojar sus casas, el casero, asesorado por su amante, contrata a un matón: el bruto.

"Cuando yo rodaba El bruto, Pedro Armendáriz, que disparaba de vez en cuando el revólver en el interior del estudio, se negaba enérgicamente a llevar camisas de manga corta, las cuales, decía, están hechas para los pederastas. Yo le veía aterrorizado ante la idea de que pudiera tomársele por un pederasta. En esta película, mientras es perseguido por unos degolladeros de matadero, encuentra a una joven huérfana (…) y, luego, cuando los perseguidores se alejan, como tienen un cuchillo clavado en la espalda, tiene que decirle: - Arráncame eso que llevo ahí detrás.- Durante los ensayos, le oí de pronto enfurecerse y gritar: ¡Yo no digo ‘detrás’! Temía que el solo uso de la palabra ‘detrás’ fuese fatal para su reputación. Palabra que suprimí sin ningún problema" (L.B.).

Jueves 4 de junio, a las 17, 19.30 y 22 horas (91’; 35mm.)
El (México; 1953).
Dirección: Luis Buñuel.
Con Arturo de Córdoba, Delia Garcés.

La película, en clave de comedia dramática, describe el afán patológico de pureza de su protagonista. Puede ser considerada un estudio del comportamiento paranoico de una persona neurótica y autoritaria. El propio Jacques Lacan alabó el film y confesó haberlo utilizado en sus clases.

"Es una de mis películas preferidas. A decir verdad, no tiene nada de mexicana. La acción podría desarrollarse en cualquier parte, pues se trata del retrato de un paranoico. Los paranoicos son como los poetas. Nacen así. Además, interpretan siempre la realidad en el sentido de su obsesión, a la cual se adapta todo" (L.B.).

Viernes 5 de junio, a las 17, 19.30 y 22 horas (82’; 35mm.)
La ilusión viaja en tranvía (México, 1954).
Dirección: Luis Buñuel.
Con Lila Prado, Carlos Navarro, Fernando Soto.

Caireles y Tarrajas descubren que el tranvía 133, en el que se han pasado media vida trabajando, va a ser retirado del servicio. Ambos salen de borrachera para consolarse y deciden robarlo. Tras una noche en la que dan servicio a distintos pasajeros, quieren devolverlo por la mañana, pero un antiguo inspector quiere delatarlos.

"En los vehículos públicos de México es posible, o lo era en aquella época, encontrar gente que lleva cajones de fruta, o guajolotes vivos, en fin, las cosas más increíbles, y por eso se me ocurrió que en el tranvía viajaran los obreros del Rastro con los cuartos de res, y las viejas beatas con la imagen de un santo" (L.B.)

Sábado 6 de junio, a las 17, 19.30 y 22 horas (90’; 35mm.)
Ensayo de un crimen (México, 1955).
Dirección: Luis Buñuel.
Con Miroslava Stern, Ernesto Alonso.

Archibaldo de la Cruz ha visto en su infancia morir a su institutriz, alcanzada por una bala perdida, mientras él se escondía en el ropero de su madre. Ya adulto, la muerte de varias mujeres cercanas a él hacen que Archibaldo crea que es un asesino. Interrogado por un juez, Archibaldo devela su vida y las razones por las que piensa que debe ser juzgado. Desde su particular punto de vista, él es el verdadero culpable de todos esos crímenes.

"En cuanto a Archibaldo, sé que no es un psicópata, sino más bien un hombre a quien las cosas no le resultan, o le resultan mal. Él desea asesinar, pero alguien se le adelanta en hacerlo, o las víctimas se mueren antes. Es un hombre bastante cuerdo, pero quiere realizar su sueño, su obsesión, como otros quieren escalar los Alpes o lograr la más exquisita planta de jardín" (L.B.)

Domingo 7 de junio, a las 17, 19.30 y 22 horas (94’; 35mm.)
Nazarín (México, 1959).
Dirección: Luis Buñuel.
Con Francisco Rabal, Marga López, Rita Macedo.

Andara, una prostituta que vive y trabaja en México, se refugia en el cuarto de un bondadoso y joven sacerdote, Nazario, que comienza a ser perseguido por la policía y es censurado por sus superiores eclesiásticos, que lo consideran demasiado revolucionario.

"Con Nazarín, rodada en 1959 en México y en varios bellísimos pueblos de la región de Cuautla, adapté por primera vez una novela de Galdós. Fue también durante ese rodaje cuando escandalicé a Gabriel Figueroa, que me había preparado un encuadre estéticamente irreprochable, con el Popocatepelt al fondo y las inevitables nubes blancas. Lo que hice fue, simplemente, dar media vuelta a la cámara para encuadrar un paisaje trivial, pero que me parecía más verdadero, más próximo. Nunca me ha gustado la belleza cinematográfica prefabricada, que, con frecuencia, hace olvidar lo que la película quiere contar y que, personalmente, no me conmueve" (L.B.).

Lunes 8 de junio: no hay función

Martes 9 de junio, a las 17, 19.30 y 22 horas (95’; 35mm.)
La jóven (The Young One; México/EUA, 1960).
Dirección: Luis Buñuel.
Con Zachary Scott, Key Meersman, Claudio Brook.

En una isla de la costa sur de los Estados Unidos, una joven queda al cuidado de un hombre mayor al morir su abuelo. Al poco tiempo, la joven se convierte en amante de su cuidador. La llegada de un hombre que huye de un inminente linchamiento interrumpe la soledad de la pareja y los enfrenta a convivir con un extraño.

"Muchos piensan que La joven fue rodada en Carolina del Sur, en los Estados Unidos. Nada de eso. La película fue rodada íntegramente en México, en la región de Acapulco y en los estudios Churubusco de la ciudad de México. Pepper fue el productor y Hugo Butler escribió el guión. Los técnicos eran todos mexicanos y los actores norteamericanos, a excepción de Claudio Brook, que hacía el papel de pastor y hablaba un inglés perfecto. Volvería a estar con Claudio varias veces, en Simón del Desierto, El ángel exterminador y La vía láctea" (L.B.).

Miércoles 10 de junio, a las 17, 19.30 y 22 horas (90’; 35mm.)
Viridiana (México/España, 1961).
Dirección: Luis Buñuel.
Con Silvia Pinal, Francisco Rabal, Fernando Rey.

A punto de tomar los hábitos, la novicia Viridiana debe abandonar el convento para visitar a su tío don Jaime, quien le ha pagado los estudios. Durante su visita, don Jaime —impresionado por el parecido entre Viridiana y su difunta esposa— la adormece e intenta poseerla, pero finalmente no se atreve. Posteriormente intenta retenerla cuando ella quiere volver al convento; le miente diciéndole que ya no podrá ordenarse monja, porque la ha poseído mientras dormía.

"Como (el productor mexicano Gustavo) Alatriste me dejaba libertad absoluta –libertad jamás desmentida— decidí escribir un argumento original, la historia de una mujer que llamé Viridiana en recuerdo de una santa poco conocida de la que antaño me habían hablado en el colegio de Zaragoza. Mi amigo Julio Alejandro me ayudó a desarrollar una antigua fantasía erótica, que ya he contado, en la que gracias a un narcótico, abusaba de la reina de España" (L.B.)

Jueves 11 de junio, a las 17, 19.30 y 22 horas (93’; 35mm.)
El Ángel exterminador (México, 1962).
Dirección: Luis Buñuel.
Con Silvia Pinal, Jaqueline Andere, Jose Baviera.

Al finalizar una cena en la mansión de los Nóbile, un grupo de burgueses descubre que una razón inexplicable les impide salir de la habitación en la que se encuentran. Al transcurrir los días, la cortesía inicial de los invitados se transforma en el más primitivo instinto por la supervivencia. Una parábola sobre la descomposición de una clase social encerrada en sí misma.

"Si la película que van ustedes a ver les parece enigmática o incongruente, la vida lo es también. Es repetitiva como la vida y tiene como ella muchas interpretaciones. El autor declara que no ha querido jugar con símbolos, al menos conscientemente. Puede ser que la mejor explicación para El ángel exterminador es que, racionalmente, no tiene ninguna" (L.B.).

Viernes 12 de junio, a las 17, 19.30 y 22 horas (45’ + 17’; 35mm.)
Simón del desierto (México, 1965).
Dirección: Luis Buñuel.
Con Claudio Brook, Silvia Pinal.

Simón del desierto está basado en la vida de un personaje sorprendente del siglo IV, un santo llamado Simeón el Estilita que pasó más de cuarenta años en lo alto de una columna en un desierto de Siria, con el solo objeto de estar más cerca de Dios.

"Juntos, los dos solos o en compañía de otros, pasamos horas inolvidables. Lorca me hizo descubrir la poesía, en especial la poesía española, que conocía admirablemente, y también otros libros. Por ejemplo, me hizo leer la Leyenda áurea, el primer libro en el que encontré algo acerca de San Simeón el Estilita, que más adelante devino Simón del Desierto. Federico no creía en Dios, pero conservaba y cultivaba un gran sentido artístico de la religión" (L.B.).

En programa, el cortometraje Un perro andaluz (Un Chien Andalou; Francia, 1929), de Luis Buñuel.

CARTELERA 2006 CARTELERA 2007 CARTELERA 2008 CARTELERA 2009