2 DE FEBRERO:

DÍA DE LA VIRGEN DE LA CANDELARIA


Esta fiesta es de origen prehispánico. Las culturas lacustres del Valle de México veneraban a un dios niño llamado Pilzintecuhtli.

Desde esas épocas en la mayoría de las casas mexicanas había un sitio especial para venerar al dios niño. Se lo representaba por medio de una imagen tallada en madera que se heredaba de abuelas a nietas.

Con la llegada de los conquistadores y su religión cristiana, se hizo una fusión entre Pilzintecuhtli y el niño Jesús, dando origen a un mestizaje religioso. A partir de esto, fue tradicional colocar la imagen tallada y heredada de Pilzintecuhtli, en el nacimiento navideño.

El 2 de febrero se levanta al dios niño del nacimiento y se lo viste con ropas nuevas confeccionadas en fina seda blanca.

Lo más importante es la ropa y la capita de terciopelo adornada con lentejuelas y abalorios dorados. Ataviado con estas ropas y desde su sitio de honor preside la tamalada en las casas.

Es tradicional que aquella persona a la cual el 6 de enero, en la partición de la Rosca de Reyes le tocó el trozo con el niñito, deba servir tamales este día en su casa en la noche e invitar a todos los que estaban presentes el día de Reyes. Se sirven de todas clases y sabores: verdes, rojos, de mole, de picadillo y dulces. Se acompaña con atoles y champurrado (ambas bebidas son hechas en base al maíz).

ENERO FEBRERO MARZO ABRIL MAYO JUNIO
JULIO AGOSTO SEPTIEMBRE OCTUBRE NOVIEMBRE DICIEMBRE