PAQUITA LA DEL BARRIO:

¿ME ESTÁS OYENDO INÚTIL? LA INSOLENCIA COMO MARCA REGISTRADA

Por Ana Cecilia Pujals*


Francisca Viveros Barradas nació un 2 de abril en el poblado de Alto Lucero, en Veracruz.

A los quince años se enamoró de un hombre casado, el tesorero del registro civil que todas la mañanas la piropeaba cuando la rubia se dirigía a la escuela. A los 22 años ya tenía dos hijos y un empleo como sirvienta de... el padre de sus hijos.

A los 23 se casó con otro señor, con quien tuvo unos mellizos que lamentablemente murieron poco después.

Ya en ese entonces formaba junto a su hermana el dúo “Las Golondrinas” y no les iba tan mal con la cantada.

Pero esto no sería un verdadero melodrama sin la puñalada final: la ambición de su hermana y la muerte de su madre provocaron la separación del dúo. Su vida artística no se apagaría, al contrario, estaba a punto de empezar lo mejor para Francisca.

Francisca escogió como nombre de batalla el de Paquita, la del Barrio. Con una contundente presencia escénica y una temática potentísima, se convirtió en la voz latina más convincente a la hora de cantarle a la amargura de la traición y a la falsedad del cariño de los hombres. Los ritmos románticos del bolero, la ranchera y la tambora, y cantidades suficientes de su frase célebre: “Me estas oyendo, inútil” estratégicamente ubicada en la parte medular de sus canciones, han sido las marcas que han acompañado desde hace casi dos décadas un discurso que no deja de escandalizar a la sociedad, que a pesar de todo sigue conforme siendo machista.

Puede ser que Paquita la del Barrio no sea glamorosa, ni despampanante, es más, prácticamente no ha recurrido ni a la radio ni a la TV para promocionar sus canciones. Por el contrario, son los medios los que la han buscado dada su dosis de alto voltaje y escándalo. Paquita es una de las pocas artistas que se han hecho fama por sus actuaciones en vivo.

Hace más de quince años que Paquita abrió un bar-cantina que lleva su nombre, en el corazón de uno de los barrios más bravos del Distrito Federal, la colonia Guerrero. Todos los jueves –que es cuando se presenta Paquita - se registran llenos totales y listas de espera para ver en vivo el espectáculo de esta mujer imponente. Ahí, las mujeres se sienten libres de gritarles cosas a sus maridos y a sus novios, y Paquita les contesta y les dedica canciones, ya que hay para todos los gustos y situaciones : Cheque en Blanco, Me saludas a la tuya, Aquella...

En el escenario, Paquita se seca las lagrimas con las servilletas con las que el público escribe sus pedidos, y se da el gusto de insultar en vivo y en directo a los señores que morbosamente presencian el show: “¿ me estás oyendo inútil” y ellos ríen con cierta vergüenza...

Sin embargo, la lucha de Paquita no es sólo contra los hombres.  

También arenga a las señoras y señoritas a ejercer su derecho a tomar la iniciativa a la hora del amor: Invítame A Pecar, No Hay Quinto Malo, Un Amor a mi Medida y Animas Que No Amanezca. Las propuestas indecorosas también son parte de la vida, y de su repertorio. Imperdible.

Disco recomendado: Paquita la del Barrio, desde su lugar. En Vivo.

* Ana Cecilia Pujals- periodista mexicana, conductora del programa radial "Con X de México", vive en Buenos Aires, Argentina.


Panorama de la Música en México El Corrido Cancionero Mexicano Anónimo Homenaje a José Alfredo Jiménez

Lila Downs Juan Gabriel Paquita la del Barrio Celso Piña Vicente Garrido El Piporro  Pedro Infante José Alfredo Jiménez
El TRI Cuco Sánchez Javier Solís Consuelo Velázquez Chava Flores Los Hombres Lobo Plastilina Mosh Luis María Pescetti