EL MALBA


Por Agustín Arteaga (*)

El nacimiento de un Museo es siempre motivo de celebración. Sea cual fuere su vocación o tamaño, lo importante es que con él se crea un nuevo espacio para la cultura. En esta ocasión nos enorgullecemos de presentar al mundo el malba - Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires, primer museo argentino del siglo XXI. En este caso particular, el museo presenta dos líneas particularmente significativas de desarrollo: la arquitectónico-museográfica y la conceptual-museológica.

La primera sirve de piedra fundamental; un inmueble que se concibe ex profeso para cumplir la función de museo, en una de las ciudades cuya tradición edilicia, que tanto la ha prestigiado, no realizó durante todo el siglo pasado una sola construcción de esa naturaleza.

La segunda consiste en conceptuar y materializar el malba como una institución que revisa los procedimientos tradicionales de la gestión de museos buscando una renovación, centrándose en la atención al público y en su relación con éste y estructurando su misión de coleccionar, conservar, estudiar y difundir el arte latinoamericano del siglo XX.

Su misión es coleccionar, conservar, estudiar y difundir el arte latinoamericano desde el siglo XX hasta la actualidad; educar al público despertando su interés y admiración por los creadores latinoamericanos; fomentar el reconocimiento por la grandiosa diversidad cultural y artística de esta región; y compartir la responsabilidad de este esfuerzo con la comunidad nacional e internacional.

Desde inicios de la década de los noventa, el arte latinoamericano ha venido tomando un papel protagónico en la escena internacional. A pesar del interés manifiesto en los últimos años, podemos afirmar que prácticamente no existen instituciones dedicadas de manera exclusiva al coleccionismo, estudio y difusión sistemática y científica del arte latinoamericano. Si bien existen museos con magnificas obras en sus colecciones, ninguno hasta ahora se ha comprometido exclusivamente con esta tarea. Por estos motivos, la presencia del malba viene a llenar un espacio cuya trascendencia rebasa los limites nacionales y participa activamente en la construcción del nuevo milenio.

Agradezco a todos aquellos que nos han brindado su incondicional apoyo en esta etapa de construcción. Esperamos cumplirla puntualmente y que juntos sigamos trabajando para sumar a Buenos Aires y al mundo un nuevo espacio para la cultura.

(*)-Doroteo Agustín Arteaga Domínguez. Ex Director del Malba-Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires, Argentina. Nació en México. Es licenciado en Arquitectura y postulado al doctorado en Historia del Arte con especialidad en Arte Mexicano. Fue Coordinador del área de Documentación en el Centro Nacional de Investigación y Documentación de las Artes Plásticas del INBA, Subdirector del Museo de Arte Moderno, Director del Museo del Palacio de Bellas Artes y Coordinador Nacional de Artes Plásticas de México. Es historiador, crítico de arte, curador y museógrafo.

La Inauguración del Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires - Malba


Malba – Colección Costantini (Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires) fue oficialmente inaugurado el 20 de septiembre de 2001. El acto contó con la presencia del Presidente de la Nación, Dr. Fernando de la Rúa y de otras autoridades municipales, provinciales, nacionales y extranjeras.

En dicho acto se presentaron las 228 obras de la Colección Costantini, que ha pasado a ser el acervo fundacional de Malba. Estas obras serán acompañadas por otras cincuenta y cuatro pedidas en comodato para la primera exhibición, Arte en América latina, un conjunto de pinturas, dibujos, esculturas y objetos que recorren la historia plástica de la región desde el comienzo de sus vanguardias en el siglo XX hasta las manifestaciones contemporáneas. Serán expuestas obras paradigmáticas de Frida Kahlo, Wifredo Lam, Roberto Matta, Diego Rivera, Joaquín Torres-García, Antonio Berni, Emiliano Di Cavalcanti, Jorge de la Vega, Tarsila do Amaral, Pedro Figari, Lygia Clark, Helio Oiticica, Guillermo Kuitca y José Bedia Valdés, entre otros.

Malba estará abierto al público a partir del viernes 21. Paralelamente comenzará su programa de actividades culturales y el funcionamiento de sus servicios de biblioteca, de auditorio, de tienda y de restaurante.

Entre las actividades para el público se ofrecerán visitas guiadas a la Colección Costantini y a las exhibiciones temporarias, visitas "Cara a cara" (encuentros en sala con especialistas para analizar en profundidad artistas, movimientos y períodos de la historia del arte latinoamericano), cursos que abordan las diferentes manifestaciones artísticas, jornadas y seminarios de profesionalización, encuentros con escritores y visitas escolares participativas que se realizarán según pedido de turno y de manera gratuita en los horarios de cierre del museo.

Horarios
Lunes, jueves y viernes: de 12.00 a 19.30 hs.
Martes: cerrado
Miércoles: de 12 a 21 hs. ENTRADA LIBRE Y GRATUITA. HORARIO EXTENDIDO.
Sábados y domingos: de 10.00 a 19.00 hs.

Entrada general: $4
Estudiantes, docentes y mayores de 65 años: $2
Jubilados y menores de 12 años: gratis

Visitas guiadas
Lunes, jueves, viernes, sábados y domingos: 17 hs.
Miércoles: 16 hs.

Encuentros Cara a Cara: miércoles a las 18 hs.
Visitas escolares participativas: todos los días de 9.30 a 11.45. Solicitar turno al (11) 4808.6500.

malba –Colección Costantini
Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires
Avenida Figueroa Alcorta 3415
C1425CLA Buenos Aires – Argentina
T. +54 (11) 4808.6500
F. +54 (11) 4808.6598/99
www.malba.org.ar
info@malba.org.ar

Palabras del fundador



Estoy embarcado en un proyecto muy a largo plazo que comenzó en el otoño de 1970, sin darme cuenta, con la compra de mis dos primeras obras y que debería prolongarse a través del tiempo, trascendiendo mi muerte, ya en las manos de la comunidad.

De menor a mayor, este proyecto se ha ido dibujando, como dije, con el correr de los años: al comienzo apenas unos cuadros, luego otros más y el nacimiento de una incipiente colección. Con ella fue creciendo en mi mente la conciencia de coleccionista y el papel social que el proyecto podía tomar: construiría una colección de arte latinoamericano para ayudar a promover y a difundir nuestros valores culturales en nuestro país y en el exterior.

La estrategia como coleccionista fue lograr un conjunto coherente de obras realmente importantes que, por ello, alcance un nivel de visibilidad y de atracción para lograr lo que me había propuesto.

Este propósito comienza a hacerse realidad en el año 1996, cuando la colección es solicitada, por primera vez, para ser exhibida en su totalidad por el Museo Nacional de Bellas Artes de Buenos Aires. Luego le siguieron otras exhibiciones en Uruguay, Brasil y España que acompañaron a la continua incorporación de obras.

Cada vez se fue afianzando más la idea de un proyecto con una finalidad pública y social. Por fin, en el año 1998, y gracias a la posibilidad de comprar un terreno estratégicamente ubicado, me surgió la idea de crear un verdadero museo de arte latinoamericano. A la adquisición del predio le siguió la organización de un concurso internacional para la elección del proyecto, luego la construcción del edificio y, por último, la tan esperada inauguración de Malba. Fueron casi cuatro largos años de sanos esfuerzos.

A partir de este punto, en la recta que venimos formando, se abren simultáneamente muchos caminos, dando lugar a múltiples partícipes en los distintos programas museológicos: exhibiciones permanentes y temporarias, conferencias, cursos, actividades bibliotecarias, visitas didácticas para las escuelas, entre otras actividades.

Para mí, la existencia de Malba tiene profundos significados. Es, ante todo, la casa que las más de doscientas obras diseminadas alrededor del mundo nunca tuvieron. Hay muchas de ellas, incluso, que aún no convivieron en un mismo espacio. A partir de ahora, todas tendrán un único "hogar", para siempre, en mi país, en Buenos Aires. Todas juntas, cohesionadamente, ahora sí, en una unidad fortalecida, bregarán por las artes y por la identidad americana. Por otro lado, es también en Malba donde vuelco mis mayores esfuerzos y mi energía detrás de un ideal de una sociedad más solidaria y armónica.

Sin embargo, para que un museo tenga sentido, esa "casa" debe ser la casa de todos, es decir, debe ser un centro cultural público, abierto y participativo; teniendo la sensibilidad social de verse inserto en una comunidad con innumerables problemas y necesidades. De esta manera, Malba logrará interpretar a la sociedad a la que pertenece e integrarse a ella; recién entonces, esta misma comunidad velará por la supervivencia de su museo.

El protagonista principal de Malba es el público, sin ningún tipo de discriminación. Y será el museo el que tenderá un puente entre el gran público y los artistas, los críticos, los coleccionistas y con todos los que directa o indirectamente conforman el mundo del arte.

Sólo de esta manera vamos a lograr que este proyecto, que nació, como vimos, ya hace algunas décadas, se perpetúe en el tiempo por el bien de la comunidad y del arte latinoamericano.

Eduardo F. Costantini
Fundador



Muralismo Mexicano Un llamamiento de Siqueiros a los plásticos argentinos
Muralismo Siqueiros en la Argentina
Guía de Murales Mural de Siqueiros en Argentina
Vida y Obra de Diego Rivera Los próximos pasados
Vida y Obra de Frida Kahlo Julio Galan
Atisbo de Frida MALBA - Colección Costantini
Vida y Obra de Francisco Toledo El graffiti en Buenos Aires
Museo Dolores Olmedo Muestras